Casino Andorra

El Gobierno de Andorra ha dado luz verde al inicio de las obras del Casino Andorra en Prat de la Creu en Andorra la Vella. El proyecto del centro de juego será construido y administrado por JOCS SA, con NOVOMATIC como socio tecnológico.

La finalización del Casino Andorra está fechada para el 4 de septiembre de 2022, si todo va según lo previsto. Según el Gobierno de Andorra, el casino debe ser un elemento más para ayudar a impulsar la actividad económica del país y aumentar su atractivo tras la crisis del Coronavirus sanitario.

Una vez que la infraestructura esté lista, la agencia local del juego CRAJ (Consell Regulador Andorrà del Joc) solicitará el permiso de licencia de apertura. En cuanto a la duración de la licencia, se han concedido 17 años desde el momento de la apertura efectiva del casino. Una vez finalizada, el regulador establece la posibilidad de renovar la licencia.

El primer casino de Andorra

El edificio del casino estará situado en la calle Prat de la Creu, en el centro de la capital, Andorra la Vella. El operador contempla la contratación de más de 200 empleados y espera atraer a unos 270.000 visitantes en el primer año.

Además de la oferta de juego en los salones, el proyecto incluye la organización de torneos internacionales de póker, espectáculos y eventos en general, así como un área gastronómica coordinada por varios chefs locales y el coctelero Javier de las Muelas (Dry Martini).

Jocs SA quiere convertir el primer casino de Andorra en un referente en el sur de Europa, siendo un nuevo elemento de atracción turística para el Principado de Andorra.

Cuando el Consejo Regulador del Juego de Andorra (CRAJ) decidió iniciar el proceso de licitación para la apertura del que sería el único y primer casino del Principado, recibió hasta 13 propuestas de operadores con gran peso internacional.

Entre las propuestas, destaca CIRSA, propietaria de Sportium, uno de los principales casinos y casas de apuestas online de España. Otros proyectos provenían de los malayos de Genting a través de su filial británica; el grupo francés Partouche; Mercury; y Casinos Austria AG, CASAG, que se ha visto envuelta en numerosos escándalos. Pero el ganador final es la andorrana Jocs SA.

Las propuestas, sobre todo de Cirsa y Genting, venían con la promesa de una fuerte inversión con cientos de puestos de trabajo incluidos en la construcción y posterior gestión de los complejos turísticos integrados. Todo esto antes de la crisis de COVID-19 que ha golpeado el negocio de los casinos en todo el mundo.

Primero no se aprobó la licencia del casino, luego sí

Un año después de la adjudicación, el consejo regulador andorrano decidió no conceder la licencia a Jocs SA por encontrar importantes deficiencias en el proyecto; y no era la primera vez que ocurría. En proyectos de este calibre, es normal que sufran retrasos y revocaciones debido a la naturaleza y a los intereses en juego.

Mientras tanto, la empresa austriaca Novomatic reiteró su alianza estratégica con Jocs SA como proveedor de tecnología del nuevo casino. Pero finalmente, el Gobierno de Andorra aprobó el recurso presentado por JOCS y ordenó al Consejo Regulador el desbloqueo de la licencia. Tras aportar nueva documentación técnica a través de un recurso, el CRAJ certificó el proyecto arquitectónico y finalizó el proceso de concesión de la licencia de juego de clase A.

Buenas noticias para Jocs SA y los amantes del juego en el Principado. Los casinos están surgiendo no sólo en los paraísos tropicales, sino también en los paisajes montañosos. Ahora, el objetivo es inaugurar el casino en 2022. Una nueva atracción turística que se suma a las muchas que hay en el bello país pirenaico.